Por: Redacción

El documento firmado por José Osvaldo Bonilla Rincón, superintedente delegado de entidades territoriales generadores, recaudadores y administradores de recursos señala los bajos indicadores del Hospital Julio Méndez Barreneche.

El reporte final señala que el Hospital pasó de tener 3.5 de calificación en el año 2018 a 2.8 en el 2021.

Para la muestra, se pueden citar las cifras oficiales de la Superintendencia de Salud: en el 2018 tenía el centro hospitalario tenía una calificación de desempeño de 3.5; luego en el 2019 la calificación bajó a 3.2; en el 2020 la calificación disminuyó a 2.9 y, finalmente, en el 2021 –luego de 2 años de intervención– bajó a 2.8.

En este sentido, los datos oficiales entregados por la SupeSalud demuestran que lo anunciado ante los medios de comunicación por el superintendente de Salud es absolutamente falso.

Para las veedurías lo que existe es un maquillaje estructural del hospital, y queda entredicho la prestación de sus servicios.

El Hospital Julio Méndez Barreneche se encuentra por debajo de las cifras del Hospital San Cristobal de Ciénaga, que lo supera lejos con calificaciones 3.9 (2018), 3.9 (2019), 3.3 (2020) y 3.0 (2021).

Ante estos graves resultados la misma Superintendencia de Salud recomendó «adelantar» un análisis y seguimiento a los resultados frente a los prestadores públicos objeto de evaluación y adoptar las medidas en los casos que ameriten.

«Adicionalmente, y teniendo en cuanta las competencias que para tal efecto tienen las entidades territoriales como miembros de las juntas directivas de ls Empresas Sociales del Estado, se debe hacer extensiva la presente comunicación a las Secretarías de salud o quien haga sus veces a nivel municipal, para que avoquen las correspondientes acciones de mejoramientoen el desempeño institucional de las mismas», se lee en la misiva emitida por la Supersalud.

El comparativo de las calificaciones entregadas por la Superintendencia de Salud.#lalibertaddelmagdalena

Dejá tú comentarios